Seguros de viajes, ¿es necesario para mi crucero fluvial?

Mucha gente tiene la idea de que los seguros de viajes cuestan dinero, pero que luego a la hora de la verdad, no sirven de mucho, todo son pegas y excusas para no pagarnos, etc… ¿Qué tiene esto de cierto?

Podríamos hablar de los seguros para nuestros cruceros durante mucho tiempo, pero aquí trataremos de dar una idea general de lo que cubren o no, y de cómo hacer para que las reclamaciones sean lo más fáciles posibles.

¿Cuándo contratar un seguro para mi crucero fluvial?

Lo primero que tenemos que saber, es que, según la ley el organizador del viaje está obligado a ofrecer un seguro al cliente.

¿Cuándo se debe contratar el seguro para mi crucero? El seguro se tiene que dar de alta como muy tarde, en el momento de confirmar la reserva, de otra manera, la compañía de seguros no cubrirá los gastos en caso de producirse. Ten en cuenta, que en ningún caso se nos permitirá dar de alta este seguro después de haber confirmado el viaje.

Los seguros para nuestros cruceros, y en general los seguros de viaje, tiene dos grandes grupos de coberturas, las de asistencia y las de anulación.

Las coberturas de anulación son las que nos indican en qué casos podemos anular el viaje y en qué cantidades están cubiertas si cancelamos nuestro viaje. Cuánto mayor sea la cantidad a cubrir por el seguro en caso de anulación, mayor será su precio. Es importante coger un seguro que cubra el 100% de los gastos de anulación que puedan surgir y que en general coincide con el 100% del valor del viaje. De otra forma estaremos cayendo en lo que las compañías llaman infra seguro y no estaremos cubiertos.

Las coberturas de asistencia son las que nos cubren en caso de que tengamos algún problema médico en destino y van desde los medicamentos que tengamos que comprar, hasta la hospitalización o la repatriación en caso de fallecimiento. También cubre el viaje y estancia (con ciertos límites) de una persona si tiene que venir durante nuestra hospitalización.

Debemos ser conscientes que el seguro de viaje tiene sus limitaciones y es aquí donde tenemos que prestar atención en el momento de contratarlo. Las causas que cubre o no el seguro, están definidas en el pliego de coberturas. En nuestro caso, hay un resumen disponible según el tipo de crucero contratado para ser consultadas en caso de necesidad, pero en general hay condiciones que siempre deberemos cumplir para que el seguro pueda pagar los gastos:

  • El seguro de anulación cubre en general los gastos generados por motivos que no estaban previstos y que nos impiden viajar. De la misma manera, no cubre los gastos cuando la cancelación se produce por motivos que existen antes de la contratación del mismo. Por ejemplo, nos cubre anular el viaje porque me he roto un pie una semana antes de la salida y el médico me receta reposo, pero no nos cubriría si ya lo teníamos roto en el momento de contratar el viaje y luego cancelamos por este motivo.
  • Para el reembolso de los gastos, éstos deberán siempre estar debidamente justificados con facturas, justificantes, o cualquier otro tipo de documento que acredite nuestro problema o pérdida. Sin estos documentos, el seguro no nos reembolsará. En el caso de pérdida o deterioro de equipaje durante unos vuelos, tendremos que hacer la reclamación a la compañía aérea correspondiente en el aeropuerto en el momento del suceso y ellos nos deben dar un documento llamado PIR (Parte de Irregularidad de Equipaje). Sin este documento el seguro no se hará cargo de nuestras maletas perdidas o dañadas.
  • En caso de robo o hurto, para reclamar al seguro, será necesario presentar la denuncia que se haya hecho a la policía en un máximo de 24 horas en el lugar donde se haya producido el incidente.
  • En los seguros siempre hay un teléfono de asistencia 24 horas que viene indicado en el documento que se entrega con la contratación del Si el problema se produce en destino, lo primero que hay que hacer es llamar a este teléfono para informar del incidente y que se abra un expediente para que nos den la asistencia debida.

Nosotros recomendamos reservar tu seguro de viajes al contratar tu crucero, pues no es un viaje barato y siempre pueden ocurrir imprevistos que nos obliguen a cancelarlo y perder el dinero. De esta manera añadiendo un seguro, podrás preparar tu escapada y viajar tranquilo a bordo de los barcos. Desde nuestra experiencia, creemos que será lo mejor para despreocuparse de los problemas relacionados con pérdidas de maletas, accidentes u otros disgustos que pueden acompañar tu viaje.

Ten en cuenta que, la mayoría de las pólizas no incluyen entre sus coberturas los viajes en crucero, por lo que es interesante fijarse bien en esto. Muchas tarjetas de crédito y otros productos bancarios cuentan con su propio seguro de viajes, pero los cruceros son un caso diferente. Es importante consultarlo. En nuestro caso, miCruceroFluvial te ofrece seguros específicos para cada crucero, completos y adaptados a tu viaje.

Deja un comentario