Cómo elegir el mejor camarote para tu crucero fluvial

En ocasiones es complicado seleccionar el destino, pero cuando lo tienes, ya solo queda saber con quien viajar. Normalmente, viajar en pareja, ya sea amigo/a, familiar hijo es sencillo. Esto se debe a que la mayoría de los barcos fluviales tienen más camarotes dobles que de otro tipo.

Si añadimos a la ecuación la necesidad de camarotes familiares cuádruples o triples, o incluso individuales, las opciones para elegir el mejor camarote se nos reducen.

Vamos a ayudarte a elegir el mejor camarote donde dormir durante el crucero fluvial. ¿Qué tipo de camarotes hay? ¿Cuáles son sus diferencias? En miCruceroFluvial.com te lo contamos.

Cabinas Exteriores

A diferencia de los cruceros marítimos, en los fluviales solo disponemos de cabinas exteriores, es decir, todas las habitaciones te van a permitir ver el exterior, ver por donde navegas y por tanto mostrarte el encanto que estos cruceros guardan.

Todas las cabinas tienen ventanas, no hay ninguna que tenga la vista obstruida y por tanto el precio del camarote no va a depender de esto.

Sin embargo, el precio de la cabina si variará en función de la ubicación,  en los planos de los barcos encontrarás varios pisos o cubiertas con camarotes.

Planos Camarotes

La cubierta o puente inferior, que sería la que está más cerca del agua (pero nunca por debajo), coincide con el primer piso y concentra los camarotes más baratos, las recomendamos para aquellas personas más activas que tienen la idea de que el camarote solo sirve para dormir y que estarán disfrutando de las ciudades. Llegaremos hasta el puente superior, el más alto y que puede ser el tercer piso en aquellos barcos más grandes, suele ser también el que tiene los camarotes más caros.

Respecto al tamaño, en pocas ocasiones hay diferencia entre los puentes, salvo que sea una suite, o una cabina de ocupación especial tipo individual o triple… todas las cabinas de un mismo barco tienen los mismos metros cuadrados, son lo suficientemente amplias como para ofrecer comodidad y no sentirte agobiado.

Cabinas exteriores sin balcón

Estas cabinas son las que abundan en los barcos fluviales, que a pesar de que no tengan un balcón al que asomarte… sí que tienen una ventana panorámica (a veces puede ser un ojo de buey), e incluso en algunas ocasiones dos. La luz natural y el brillo de las aguas son un plus. Suelen ubicarse en las cubiertas inferiores. Este dato siempre ahorra unos euros. Es una buena opción si dependes mucho de tu presupuesto. Muchas familias las eligen por ser un poco más amplias porque suelen coincidir y ser las cabinas triples que mencionamos.

Camarote Puente Principal Barco Gerard Schmitter

El tipo de ventana ojo de buey, a priori es menos atractivo. La cabina tiene dos ventanas por las que entra la luz, pero las vistas que se pueden observar son menores debido a su tamaño. Si quieres conseguir precios más bajos y viajar en cruceros baratos, esta puede ser tu mejor elección, aunque no está disponible en todos los barcos.

Camarote Ojo de Buey

Cabinas exteriores con balcón francés

Los clientes repetidores saben que estas cabinas son unas de las más deseadas. Hay menos camarotes con balcón francés en los barcos fluviales. Suelen localizarse en una sola cubierta, normalmente la superior (la más alta). Recomendamos reservarlas tan pronto como elijas tu crucero en miCruceroFluvial.com. Merece la pena. ¿Por qué? Te regalan la esencia de la navegación, el poder disfrutar del amanecer desde tu cama. Estos camarotes ofrecen mejores vistas gracias al tamaño de la ventana, normalmente de techo hasta la cintura.

Barco Renoir con balcon frances

Cabinas con balcón

Si las cabinas que comentamos anteriormente eran muy demandadas no te puedes imaginar estas con balcón. La disponibilidad es limitada en los cruceros para garantizar la exclusividad para los clientes que desean pagar más por habitaciones más amplias, con ventanales y balcón al que salir a tomar el aire. No se garantizan en todos los barcos, pero cada vez son más los cruceros fluviales que las tienen. Suelen coincidir con las Suites y por tanto son las más lujosas. Según la categoría del barco, ofrecen además de lo mencionado, camas con mayor tamaño, área de descanso con sofá y decoración muy cuidada.

Suite con balcon

Y… ¿se oyen los motores?

Suele ser una de las cuestiones que más nos preguntan nuestros viajeros de miCruceroFluvial.com. Los motores de los barcos fluviales no provocan grandes vibraciones por su tamaño y disposición. No se localiza siempre en el mismo sitio y es complicado establecer una regla. Sin embargo, sí es cierto que hace unos años era común recibir quejas o comentarios sobre este asunto, los camarotes más afectados eran las situadas en la parte trasera del puente inferior. Muchos barcos se han modernizado y han sustituido sus motores por otros más nuevos y silenciosos. La queja ha ido desapareciendo y por ello, pensamos que no es un determinante para elegir camarote. Además, suele ser la tripulación la que ocupa los camarotes que puedan tener algún ruido y ocasionar molestias para los clientes así que un problema menos.

Y… ¿dónde se nota menos el movimiento de la navegación?

Nuestros cruceristas acostumbrados a los cruceros marítimos que navegan por el mar preguntan con frecuencia si es posible marearse en los fluviales o sí se nota el movimiento de la navegación.

Los ríos pese a poder tener bastante caudal gozan de sistemas de regulación de las aguas mediante las esclusas, de esta forma evitan que las corrientes fuertes afecten a los barcos de carga o de pasajeros. Ten en cuenta también que los barcos fluviales son muy estables en la navegación gracias a su reducido tamaño ajustado a los canales y ríos.

 

¿Tienes más dudas sobre cómo elegir un camarote? Escríbenos, estaremos encantados de resolver más dudas sobre este tema y que así puedas elegir una buena cabina para tu crucero fluvial.

 

Deja un comentario