Explora Burdeos y las maravillas del Garona

Si has querido viajar de forma diferente y explorar Burdeos desde otra perspectiva, ahora tienes la oportunidad, surcarás las aguas a bordo del mejor crucero fluvial y podrás contemplar Burdeos desde una perspectiva muy diferente. Un destino para los amantes del vino que deseen explorar Francia y sus productos locales.

Nuestros cruceros, además de ofrecerte una forma de viajar diferente, también te dan la oportunidad de hacer un alto en el largo recorrido del río y visitar las orillas y los monumentos que se encuentran.

En este post te hablaremos de las visitas que podrás hacer en cada una de las paradas. No solo se trata de paisajes bellos y espectaculares sino cargados de historia. Unos días diferentes a bordo de un crucero fluvial. ¿Vienes?

Empezaremos zarpando desde Burdeos, la capital de Aquitania, una de las ciudades más bonitas dentro de Francia. Es una ciudad situada a orillas de la desembocadura del río Garona. En sus amplias calles, en su ambiente y sus edificios encontrarás un lugar único y la razón de porqué la apodan la pequeña París. 

Uno de los primeros sitios que tendrás el placer de conocer será Pauillac, capital indiscutible del vino, en el cual puedes dar un paseo en bicicleta para conocer los viñedos de la zona de Médoc y las bodegas de los castillos. Este sitio es uno de los más reconocidos por los expertos en vino, ya que alberga algunos de los más prestigiosos del planeta. El paseo en bicicleta combina la relajación y el descubrimiento de los viñedos de Médoc. Te recomendamos que aproveches y degustes los vinos y quesos locales.

crucero por el garona
Pauillac

En Gironda podrás hacer una visita a su estuario, descubrir las antiguas casas de pescadores, enclavadas en el corazón de los acantilados, recorrer a pie la ciudadela de Blaye, además de continuar con la degustación de los productos típicos de la zona como los praslines de Blaye o el higo de Bourg. Comentarte que, el Estuario de la Gironda tiene unos 600 km de superficie siendo el más grande de Europa Occidental. 

Posteriormente emprenderemos camino por el Dordoña hasta la ciudad de Liborna conocida por su gran patrimonio. Se sitúa en el corazón de los viñedos de Saint Emilion y Pomerol. No te puedes perder el probar: tricandille, estofado de palomas, o setas que crecen en abundancia en los alrededores de la ciudad.

Cadillac es otra de las ciudades del recorrido, en la cual podremos continuar visitando los viñedos y disfrutar las maravillosas vistas que tenemos del Garona. En esta ciudad además podremos ver el castillo de Roquetaillade y otros monumentos históricos.

Castillo de Roquetaillade, Cadillac

Llegaremos a Burdeos al final del crucero por el Garona. Famosa por el vino y por el patrimonio histórico, podremos encontrar sitios tan maravillosos como La Place de la Bourse, emblema de la ciudad desde hace siglos. Una plaza que ha formado parte activa de la economía, reputación y comercio además de ser una de las obras más importantes de la arquitectura clásica francesa del siglo  XVIII.

Burdeos
Burdeos

La ciudad cuenta además, desde el 2006, con el espejo de agua más grande del mundo, frente a la plaza de la Bolsa. Se trata del lugar más fotografiado de la ciudad, así que busca el ángulo perfecto para fotografiar los monumentos reflejados, sobre todo de noche, la panorámica será un bonito recuerdo.

Encontrarás decenas de sitios que visitar, pero te recomendamos perderte sin rumbo fijo por las calles medievales de Saint-Pierre. Calles en las que encontrarás, a cada paso, joyas arquitectónicas de la Edad Media, como la Grosse Cloche, edificio con un imponente campanario que data del siglo XVIII, o la catedral de Saint-Andre de estilo gótico. Cerca de la ciudad y como excursión opcional podremos visitar la cuenca de Arcachon para ponerle punto y final a nuestra visita fluvial.

Arcachon es el sitio preferido por los amantes del surf. Entendemos esto viendo las playas y conociendo los pueblos ostrícolas. Aquí encontraremos también la duna del Pilar, la más alta de Europa con sus incomparables vistas. Podremos practicar actividades náuticas en sus lagos, dar un paseo por un sendero rodeado de bosques de pinos y, para culminar el viaje, deleitarnos con las famosas ostras de esta cuenca.

¿Te apuntas a descubrir Burdeos y las maravillosas ciudad a orillas del río, en un crucero fluvial por el Garona?

Deja un comentario