Cruceros en San Petersburgo

San Petersburgo es la ciudad más conocida de Rusia después de Moscú, además de una de las más bellas del mundo. Construida en una de las islas del delta del río Neva, con vistas al mar y con el contraste de la nieve, es sin duda una ciudad de panorámicas.

San Petersburgo fue construida por el zar Pedro el Grande en el año 1703. Fue la ciudad que vio la caída de los zares ya que la revolución acabó en San Petersburgo con el secuestro de la familia Romanov.

La antigua Leningrado ofrece tantas cosas que ver que muchas compañías navieras, viendo la imposibilidad de poder abarcar todas en un solo día, ofrecen la posibilidad de hacer escala durante dos días.

Algo importante que tenemos que tener en cuenta si estamos pensando en visitar Rusia es que todas las personas que viajen a ella tienen que tener visados. En el caso de que decidamos ir a Rusia en un crucero fluvial, este tipo de visados vienen tramitados por las compañías, siempre con un pequeño coste que es recomendable consultar y variará en función de lo previsor que sea el viajero. 

¿Cuáles son los sitios que no te puedes perder en San Petersburgo?

1.  La isla de Strelka es uno de los focos culturales de la ciudad, la divide el Neva y en ella podremos encontrar la universidad y museos como el de Antropología, el Museo de Geología, el de Sigmund Freud de los Sueños o la Academia de las Artes.

2. Las Columnas Rostrales son dos curiosísimas columnas que podrás encontrar en el extremo oriental de la isla de Strelka. Son famosas por sus adornos de proas de embarcaciones. Desde estas columnas podrás fotografiar el Hermitage y el malecón del Neva.

3. La Muralla de Pedro y Pablo construida entre 1712 y  1733. Tiene una altura de doce metros y en sus cercanías se encuentra la Cabaña de Pedro el Grande, que fue el primer edificio que se construyó en la ciudad como residencia provisional para el zar. Dentro de la muralla podremos encontrar la Catedral de San Pedro y San Pablo. Se trata de la más antigua de la ciudad, en ella encontraremos los panteones de la familia Romanov. 

4. El Museo del Hermitage es uno de los principales museos mundiales, en el que se encuentran casi tres millones de piezas artísticas. Consta de cinco edificios entre los que se encuentra el Palacio de Invierno, residencia de los zares.

5. La Catedral de San Isaac. Construida entre 1818 y 1858 es la más grande de la ciudad con 100 metros de alto. Las vistas desde su cúpula atraen a millones de personas deseosas de captar el horizonte con sus flashes.

6. Plaza del Senado es otro lugar indispensable pues en ella encontraremos la estatua pedrestre de Pedro el Grande que todos seríamos capaces de reconocer, puesto que es la que en más libros aparece.

7. Otros dos museos que podremos ver son el de la policía política rusa y el Palacio de Yusupov. En el primero encontraremos un repaso de la historia del Imperio Ruso hasta la revolución bolchevique y en el otro podremos ver el último sitio donde vivió Rasputín.

8. Si os gustan las visitas religiosas, apunta la Catedral de Kazán (con una columna exterior que imita a la de San Pedro del Vaticano), la Catedral de la Transfiguración, la de Smolny de estilo barroco y la de San Nicolás con sus cúpulas doradas.

9. Entre los palacios que vale la pena visitar están: el Palacio de Alejandro de estilo neoclásico, el Palacio de Mijailovski y su Palacio y jardín de verano. El Palacio de Pavlovsk de planta semicircular con obras escultóricas preciosas. Quizás uno de los más famosos sea el Palacio de Catalina, en el extrarradio de la ciudad. De estilo rococó, se inició su construcción en 1717.

10. Nevsky Prospect es la principal avenida de la ciudad y el Metro, un sitio que a priori no es nada llamativo en otras ciudades, aquí es una obra de arte en sí misma.  

Si tienes la oportunidad de contratar un crucero San Petersburgo no te olvides de hacer parada en esta ciudad: un paseo por el Volga es una forma muy diferente de ver los históricos edificios de este país.

2 comentarios en “Cruceros en San Petersburgo”

Deja un comentario